• Gran avance en el mantenimiento y tratamiento de los cachorros con paladar hendido

    INVESTIGADORES DE LA COMPLUTENSE DESARROLLAN UN MÉTODO DE ALIMENTACIÓN PARA ANIMALES CON PALADAR FISURADO Y PONEN A PUNTO UNA TÉCNICA MÍNIMAMENTE INVASIVA PARA TRATAR ESTA ANOMALÍA

    El paladar hendido es una malformación congénita que consiste en que el paladar del cachorro no se ha fusionado y queda comunicación entre la cavidadoral y la nasal.

    Durante la gestación, el paladar izquierdo y el derecho, por influencia de diferentes factores, no se fusiona y acaba formándose una comunicación entre la nariz y la cavidad oral, que se denomina paladar hendido o fisura palatina congénita.

    Por lo general, este problema es hereditario, aunque algunos factores externos también la pueden producir si actúan alrededor del día 25 degestación. Los factores que favorecen su aparición son nutricionales, como puede ser el déficit de ácido fólico, hormonales, como los esteroides, infecciones intrauterinas, tóxicos o traumáticos.

    Se sabe que existe una predisposición racial en los perros braquiocefálicos, pero puede afectar a cualquier raza. También puede ser un problema secundario a la administración de medicamentos corticoides durante la gestación.

    Hasta ahora se llevan a cabo pocas intervenciones quirúrgicas para resolver este problema, primero, porque muchos animales mueren en el nacimiento, segundo, porque al tener un origen hereditario no se deben reproducir para no fomentar este problema y muchos son sacrificados al nacer y por último, hasta el momento de la intervención se debe hacer un esfuerzo importante para mantener al cachorro con vida.

    Como el paladar del cachorro está figurado, no puede hacer la presión negativa necesaria para succionar la leche. La leche se escurre hacia la nariz y se produce rinitis y degluciones desviadas que acaban con la vida del animal. Por ello, hasta el momento se tenía que suministrar la leche al cachorro mediante una sonda.

    Sin embargo, parece que se ha encontrado una buena solución para este problema.

    Un equipo de investigación de la Universidad Complutensede Madrid, dirigido por Concepción Martínez Álvarez, profesora titular del departamento de Anatomía y Embriología Humana I de la Facultad de Medicina, ha desarrollado un sistema de alimentación para animales con el paladar abierto que les permite alimentarse y desarrollarse como cualquier animal sano. Este sistema ha sido probado en perros de la raza Pachón navarro, que presentan 15-20% de fisura congénita del paladar, de los cuales este equipo ha sacado adelante a quince de ellos. “Los perros fisurados no sobreviven más allá de 48 horas sin la intervención humana”, dice la Dra. Martínez, porlo que “es fundamental la detección precoz de esta alteración e instaurar la alimentación del cachorro lo antes posible”.


    El sistema de alimentación desarrollado incluye la administración de leche con biberón mediante una tetina especial perfectamente adaptada al paladar fisurado de perro, que ha patentado este equipo investigador. Durante toda la lactancia usan progresivamente tres tetinas de tamaño creciente, de forma que el perro se alimenta como lo haría cualquier perro sano en lactancia artificial. “Cuando se produce el destete (a las cuatro o cinco semanas de vida), les ponemos una prótesis en el paladar, que hacemos a su medida. El material de que está hecha es distensible, lo que permite el crecimiento maxilofacial del animal hasta el momento en que se realiza la intervención, y con ella el perro puede tomar alimento sólido y líquido perfectamente sin que pase a la nariz”,explica la Dra. Martínez.

    En estos perros fisurados, el equipo de investigación ha desarrollado una técnica mínimamente invasiva de tratamiento quirúrgico de la fisura de paladar, mucho menos agresiva que la que se usa en la actualidad, con el fin de poder adaptarla en el futuro a niños que presentan esta patología.

    La técnica consiste en la inyección en los bordes de la fisura de un gel basado en ácido hialurónico, portador de proteína morfogenética ósea, que han producido investigadores de la Universidad de Uppsala (Suecia). Esta mezcla forma hueso en la zona de inyección y aproxima los bordes entre sí, de forma que, en una segunda intervención, se puede cerrar el paladar en la línea media de manera muy simple. Las Dras. Berenguer y González Meli, cirujanas de los hospitales Gregorio Marañón y Niño Jesús de Madrid, respectivamente, han sido las encargadas de llevar a cabo las intervenciones en los quirófanos experimentales del Hospital Clínico San Carlos de Madrid, estando los perros bajo la supervisión y cuidados de Pablo González y Cruz Rodríguez-Bobada, veterinarios de la Unidad de Investigación: Medicina y Cirugía Experimentales de este hospital. “Estamos ahora analizando si este tratamiento beneficia el crecimiento maxilo facial de los perros frente al que tienen los operados con el tratamiento convencional o los no operados”, puntualiza la Dra. Martínez, “pues, de ser así, podría emplearse en el tratamiento de pacientes humanos y prescindir de las numerosas intervenciones quirúrgicas posteriores que sufren habitualmente los niños fisurados para mejorar ese crecimiento”.

    Este artículo fue publicado originalmente en el blog: Gran avance en el mantenimiento y tratamiento de los cachorros con paladar hendido iniciado por Zahira
  • FORMACIÓN

    pincha aqui para + info


  • Publicidad - PETuluku


  • CUPONES DESCUENTO






















  • Hazte nuestro amigo en FB!

iPetme, tu red social de mascotas
Todos los comentarios son de exclusiva responsabilidad de su autor.
síguenos